Quien iva a imaginar que el perro tendría semejante rabo

Quien iva a imaginar que el perro tendría semejante rabo