Lo que empieza como un juego, acaba como un folleteo

Lo que empieza como un juego, acaba como un folleteo