Lo suyo es mamarla hasta gastarla

Lo suyo es mamarla hasta gastarla